PLANES PARA HACER EN PRIMAVERA

A medida que el inviernos se aleja, y después de habituarnos al cambio de hora, por fin disfrutamos de los largos días de sol. El comienzo de la primavera mejora notablemente nuestro estado de ánimo, el frío y los días de invierno ya no nos agobian tanto; y es que existe una creencia popular que señala que las distintas estaciones del año inspiran diversas sencasiones y estados de ánimo. La primavera abre muchas opciones para poder disfrutar de la vida, del sol, de la vegetación y de tus seres queridos, ya que la  vitamina D que emite el sol genera efectos beneficiosos para la salud.

El escritor ruso León Tolstoi escribió “La primavera es la época de los planes y de los propósitos”, y tenía razón porque  es el momento de renovar tus metas y empezar a ser un poco más feliz. En esta estación la temperatura empieza a templarse, vemos el sol con más frecuencia y los sentimientos de las personas se regeneran. La primavera es la estación de la felicidad.

La Semana Santa resulta perfecta para inaugurar la temporada de actividades y en Aleste Plaza queremos proponerte algunos planes  para comenzar la época de la felicidad con buen pie.

Peques y mayores… ¡prestad atención!

1. Monta en bici.

Diversos estudios científicos han revelado que el uso de la bicicleta genera múltiples beneficios a la salud: entre éstos, está disminuir el dolor de espalda, mejorar la circulación, y ayudar a nuestras articulaciones.  Además,  tiene un gran efecto relajante dado que su movimiento circular y uniforme lleva a una estabilidad física y emocional.

Dar un paseo en bicicleta es una forma de disfrutar del buen tiempo, hacer ejercicio y aprender a ahorrar dinero y energía. La bici es una de las formas de transporte más ecológicas, y un pasatiempo estupendo para compartir con los niños cuando hace sol. Así que la primavera es una buena oportunidad para divertirte sobre dos ruedas.

También valen los patines, eso sí, en ambos casos siempre con casco y protecciones en las rodillas y codos.

Esta actividad puede reducir el riesgo de infarto en más de un 50%. Además, el ciclismo tiene un gran efecto relajante dado que su movimiento circular y uniforme lleva a una estabilidad física y emocional.

2. Haz turismo.

Viajar o hacer esa escapada que tanto tiempo llevas pensando son buenas alternativas para hacer en esto días con la llegada del bueno tiempo. Tu ciudad también es una opción interesante si no puedes desplazarte: recorre calles, parques y luagres emblemáticos que aún no conocías. Lo menos importante es el destino, basta con disfrutar de esos pequeños (o grandes lugares) que vas a visitar.

Además, existen otras alternativas al turismo tradicional como el turismo ecológico, un enfoque para las actividades turísticas en el cual se privilegia la preservación y la apreciación del medio (tanto natural como cultural) que acoge a los visitantes.

La primavera es la estación del año perfecta para hacer escapadas y no es necesario gastarse mucho dinero.

 3. Visita un zoo o una granja.

Este plan es perfecto para realizarlo con los más peques de la casa; ir al zoo o a la granja supone visitar un lugar lleno de diversión que estimulará su aprendizaje y su memoria. Además, toda la familia entrará en contacto directo con la naturaleza, lo que momentará el bienestar.

Puedes visitar el zoológico de tu ciudad, que abrirá por estos días muchas exhibiciones que estaban cerradas en invierno. Además, en primavera muchos animales y pájaros tienen a sus crías, aprovechando la abundante comida y los días cálidos.

Incluso si no tienes un zoo cerca puedes aprovechar y  visitar  una granja local, especialmente si es de caracter ecológico y cuenta con espacio de sobra para el cuidado de los animales. Aprovecha para enseñar a los más pequeños el trabajo detrás de las frutas y hortalizas que llegan a la mesa, o para probar huevos frescos de gallinas de corral, en lugar de industriales.

La primavera es una estación que mantiene al mundo animal muy ocupado.

4. Haz manualidades.

Activa tu mente con actividades manuales,  además, aumenta tu creatividad y favorece los pensamientos positivos.  Esta tarea puedes realizarla enfocada a lo más pequeños,  puedes hacer flores, imprimir páginas para colorear relacionadas a la estación (animales pequeños, flores, etc); o con un enfoque más adulto siguiendo la tendencia #diy para redecorar tu casa.

La redecoración no necesariamente se aplica a toda la vivienda. Tal vez para ti y tu familia bastará con arreglar alguna habitación, o la sala de estar. También podéis restaurar los típicos muebles olvidados, o dar una segunda oportunidad a esa esquina del jardín llena de trastos.

En primavera ponte manos a la obra y activa tu creatividad.

 

5. Practica el “terraceo”.

Ha llegado el buen tiempo y con el la mejor propuesta para poder disfrutar de nuestra ciudad y de los ratos libres del día a día. Practicar el “terraceo” es una de las mejores propuestas parra comenzar a disfrutar de la primavera. Las terrazas inundan ya las calles y plazas de nuestra ciudad, son muchos los bares y restaurantes que apuestan por ellas, pero, además, cada vez se va un punto más allá y se buscan toques más originales y reclamos más atractivos.

Unas son más gastronómicas y otras perfectas para disfrutar de un trago largo. Hay muchas opciones que esos primeros rayos de sol nos pillen a la intemperie. En primavera, las que mandan en cuestiones gastronómicas son las terrazas, a pie de calle o por los tejados.

 

Existen miles de actividades que puedes realizar en primavera,  lo más importante es disfrutar en contacto con el medio de una de las épocas del año más bonitas y especiales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *