Reciclando hacemos un mundo mejor

La palabra ‘reciclar’ cada vez tiene más importancia en nuestro día a día. Nuestra sociedad habla de ello constantemente, y la correcta clasificación de basura y residuos es un punto a nuestro favor en el conservación del medio ambiente.
El reciclaje es fundamental para la vida de la Tierra y de los hombres, por lo que intentar concienciar a las personas de las ventajas de reciclar objetos y envases se ha convertido en algo cotidiano en campañas de publicidad y en acciones destinadas a promover esta práctica.
El ser humano es el responsable de producir una gran cantidad de residuos, de forma que lo único que conseguimos es perjudicarnos a nosotros mismos y a nuestro ecosistema. Por ello, reciclar, una de las actividades más sencillas y gratificantes que podemos llevar a cabo, es un ejemplo de responsabilidad social y cuidado del medio ambiente.
Pero, ¿sabemos qué significa realmente reciclar?
Reciclar es el proceso mediante el cual los objetos de desecho son sometidos a un proceso de tratamiento por el que se convierten en materia prima reutilizable para la creación de nuevos objetos.
Y más aún, ¿por qué es tan importante?
1.Ahorramos energía y luchamos contra el cambio climático.
A menor consumo de energía, generamos menos CO2 y reducimos el efecto invernadero; es decir, luchamos contra el cambio climático.
2.Usamos menos materias primas.
De este modo ahorraremos en recursos naturales y conservaremos nuestros bosques, los pulmones del planeta.
3.Fabricamos nuevos productos.
Mediante el reciclaje se crean multitud de nuevos productos, algunos de ellos de uso cotidiano. Además muchas empresas han puesto en marcha el ‘Ecodiseño’ con el objetivo de diseñar pero respetando el medio ambiente.
4.Creamos puestos de trabajo.
El proceso de reciclaje de residuos necesita de empresas y personas trabajadoras que recojan los distintos materiales y los clasifiquen. En España tenemos las empresas Ecovidrio y Ecoembes que se dedican a estas tareas.
5.Preservamos el medio ambiente.
Si reciclamos, la industria contamina menos el aire al reducir la cantidad de emisiones de gases efecto invernadero, protegemos nuestros suelos porque los residuos van al lugar correspondiente y no se acumulan en las aguas de nuestros ríos y mares. Además,también estamos protegiendo nuestros acuíferos y preservando el hábitat natural de muchas especies.
Este pequeño gesto, como práctica del consumo responsable, es un gran paso para que futuras generaciones disfruten del planeta verde y azul, tal y como lo disfrutamos nosotros.

¿Estás dispuesto a reciclar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *