Creando pequeños cocineros

Meter a los niños en la cocina puede resultar de lo más divertido y además muy educativo. No ha de preocuparos cuánto se manchen, eso tiene solución, incluso la limpieza puede convertirse en parte del juego. Debéis dejarlos que abran su imaginación y se convierta en una experiencia estimulante. Empezarán a conocer nuevas texturas e incluso nuevos alimentos.

Las recetas dulces son las favoritas de cocinar por los más peques, sobre todo el chocolate. Si no te fías mucho de meter a tu hijo en la cocina porque aún es muy pequeño, lo más recomendable es una fondue de chocolate y frutas. Esta increíble merienda hará que coman frutas y que además se diviertan.

Si lo que queremos es que aprendan a cocinar y que nos ayuden dentro de la cocina, las recetas favoritas de los más pequeños son los pasteles y las cookies. Disfrutarán mezclando y añadiendo ingredientes que descubren por primera vez.

También nos pueden ayudar preparando algunas recetas saladas. Nuestra receta favorita para involucrar a los niños es la de la masa de pizza. Se lo pasarán bomba amasando con fuerza y después añadiendo los ingredientes que más les gusten para comerse su propia elaboración.

¿Quién sabe si ayudaremos a que se conviertan en grandes cocineros en el futuro? Lo que sí tenemos claro es que aprenderán mucho y se divertirán como nunca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *