Decoración navideña reciclada

Este año para decorar tu casa en estas fiestas aprende a reciclar y crear tus propios adornos navideños, ahorrando así en adornos que acabarás tirando cuando termine la Navidad.

Lo primero que van a ver al llegar a tu casa es la puerta, así que por ahí empezamos. Crea tu propia corona navideña. Esas roscas variopintas que colgamos en la puerta de entrada de casa o incluso en la pared para adornar en Navidad. Podemos crearla dándole forma redonda a una vieja percha de alambre y pegando en ella todo lo que se nos ocurra y aprovecharemos el gancho de la percha para colgarla.

No hay adorno más navideño que las bolas de Navidad para el árbol. Pero eso no significa que tengan que ser las típicas bolas de un sólo color que compras en el chino o en la feria de Navidad, aunque elijas adornar el árbol con bolas, también puedes decorarlas tú. ¡Saca el artista que llevas dentro!

Otro adorno que no falta en ninguna casa son las guirnaldas navideñas que pueden servir tanto para decorar las paredes de casa como para decorar el árbol. Sólo necesitamos un cordel y nuestra imaginación para dar un toque personal a este adorno.

Y como no, no puede faltar el Portal de Belén. ¿Por qué montarlo con las típicas figuras? Este año lo que se lleva es vestir a los juguetes de Virgen María, San José o los Reyes Magos y montar un divertido portal con el que dejar a todos con la boca abierta.
Si algo no puede faltar en una casa por Navidad es un árbol. Te vamos a proponer un árbol de Navidad con el que ahorrarás espacio y que le encantará a los más peques: un árbol de fieltro. Los adornos los podrás pegar en él con velcro y podrás cambiarlo las veces que quieras.

Y tú, ¿qué nos propones este año para ahorrar en decoración navideña?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *