Cómo servir tu cena de Navidad

Sabemos que ya has mirado mil recetas para estas Navidades y tienes la cabeza hecha un lío. Por eso, no te vamos a dar ni una receta más. Nosotros vamos a contarte cómo organizar tu menú para que tus invitados se sientan como en un festín de lujo.

Comienza ofreciendo un pequeño cóctel a tus comensales. Elige el que creas más apropiado para el menú que ofrezcas más tarde. Algo fresco si tu menú lleva marisco o pescado y algo más atrevido para un menú para los más carnívoros.  Ofrécelo cuando vayan entrando, no tienes que esperar a que estén todos sentados.

Cuando tus invitados se sienten a cenar debes tener ya los entrantes sobre la mesa. Hazte una idea de servir tu mesa como un auténtico catering de grandes eventos. Por lo que nada de una sola bandeja con todos los canapés y que se la vayan pasando. Repártelos de tal forma que haya lo mismo cada 2 o 4 comensales.

Sirve un primer plato sencillo y sin complicaciones, que no tengas que estar pasando bandejas de arriba abajo, ni pasando platos por encima de las cabezas. Ten preparado cada plato ya en la cocina, por eso recomendamos que el primer plato sea frío y si es caliente no lo sirvas en la mesa, sino en la cocina.

El plato principal es el único que te permitimos llevar a la mesa entero, luce tus habilidades culinarias enseñando lo bien que te ha quedado el pavo, el cordero o lo que hayas cocinado.

Para servir el postre, asegúrate que no quede ningún plato de comida en la mesa.

Aconsejamos que los peques se sienten todos juntos, para que terminen de cenar pronto y se recojan todos sus platos a la vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies