fbpx

Salsas para (casi) cualquier cosa – Aleste Plaza

En tu Alcampo Aleste Plaza puedes encontrar salsas riquísimas de todo tipo para casi cualquier cosa, pero como las que se prepara uno… ¡No hay nada!

Para tus ensaladas, para una carne o para tus platos de pescado favoritos ¡Tenemos una salsa para ti! Aunque en Alcampo podemos encontrar todo tipo de salsas, estas caseras podrás prepararlas en todo momento con un par de ingredientes de temporada que tengas a mano y un poco de ingenio ¡Pruébalas!

Salsa Yogur con toques de granada

Necesitaremos un yogur griego, aceite, pimienta, sal, eneldo, mayonesa, limón y una granada. En un bol mezclaremos el yogur con una cucharada de mayonesa, le pondremos un chorreón del jugo de limón y mezclaremos bien. Por otro lado, pelaremos la granada y limpiaremos los granos, aunque sólo necesitaremos un par de cucharadas. A la mezcla le incorporaremos una cucharada de aceite de oliva suave y sal, pimienta y eneldo al gusto. Con menos de media cucharada de eneldo será suficiente. En el último momento antes de servir, le pondremos la granada por encima. La puedes probar con unos pinchitos de pollo o en una ensalada, la granada será una explosión de sabor en tu boca que te encantará.

Salsa de almendras

Una salsa perfecta para todo tipo de pescados blancos. Necesitaremos 75 gramos de almendras peladas, 5 dientes de ajo, unas hebras de azafrán, 1 cebolla, 100 mililitros de tomate triturado, una copa de vino blanco, aceite de oliva y sal. Lo primero que haremos será tostar las almendras bien y las dejaremos apartadas. en esa misma sartén freiremos los ajos en láminas finas y les incorporaremos la cebolla cortada muy fina. Cuando todo esté bien dorado, les añadiremos las almendras y el tomate y lo dejaremos cocinar unos minutos hasta que reduzca. Le pondremos el vino y corregiremos de sal, cuando ya haya perdido el alcohol lo pasaremos todo bien por la batidora de mano y ya tendremos nuestra salsa.

Salsa de tomate casera

Una buena salsa de tomate vale para todo. Para esta solo necesitaremos un kilo de tomates, una cebolla y un diente de ajo con aceite y sal. Empezaremos sofriendo el ajo y la cebolla en trozos muy pequeños hasta que queden bien dorados en unos 50 ml. de aceite de oliva. Una vez lo tengamos, le incorporaremos el tomate en trozos similares, esto es muy importante para que haya una cocción bien pareja. La primera media hora de cocción dejaremos la olla tapada, a partir de ahí durante al menos una hora más lo dejaremos destapado y moviendo cada cinco minutos. Pruébala y corrige de sal. Pásala por un pasapurés y ya la tendrás lista.

¿Te han gustado las recetas? ¡Pues comparte con tus amigos y síguenos en FacebookInstagram o Twitter!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies