fbpx

Snacks para ver el fútbol fáciles y rápidos – Aleste Plaza

Hay veces que viendo el fútbol hasta ni comemos de lo nerviosos que nos ponemos. Pero con los snacks para ver el fútbol que os traemos hoy, no vas a poder resistirte a cenar.

Ahora que estamos en plena Eurocopa y con partido todos los días y a todas horas, ¿Quién no ha terminado cenando a las tantas por no querer perderse ni un solo minuto? Por eso hoy os traemos unos snacks para ver el fútbol que podremos dejar listos antes del partido e ir picando algo de cena ¡Vamos con ellas!

Totopos con guacamole

Te preguntarás ahora mismo, ¿Qué son totopos? Pues los nachos de toda la vida, pero solo la tortilla de maíz sin saborizantes ni nada. Los puedes encontrar en cualquier sitio ya preparados, pero si quieres prepararlos tu es super fácil. Sólo tendrás que comprar tortillas de maíz, cortarlo en triángulos y freírlos u hornearlos hasta que queden crujientes. Para el guacamole utilizaremos un par de aguacates maduros que machacaremos con un tenedor hasta que quede una pasta grumosa. Le pondremos sal y pimienta al gusto con el zumo de una lima. Mezclaremos e incorporaremos todo bien hasta que quede homogéneo. Cuando tengamos eso, le pondremos un cuarto de cebolla morada en pequeños trozos y medio tomate también en trozos pequeños con cilantro picado. Mezclamos bien y ya tendremos listo nuestro guacamole.

Tostas de anchoas y parmesano

Si eres fan de las conservas, este va a ser tu aperitivo favorito. Con unas buenas anchoas de lata, que no sean muy saladas, pon a tostar unas rebanadas de pan hasta que queden crujientes. Entonces, ponle al pan un chorrito de aceite de oliva y según el tamaño de la tosta, una o dos anchoas. Termina rallando queso parmesano o en su defecto, un queso curado por encima de la anchoa. Si quieres darle un punto de frescura, puedes ponerle albahaca fresca. ¡A disfrutar!

Patatas fritas con mejillones en escabeche

Esta es una receta facilísima muy típica de bares del norte de Despeñaperros. La preparación es sencillísima y te saca de un apuro en cualquier momento. Cogeremos unas patatas fritas de bolsa, de las de toda la vida que sean buenas, y las repartiremos en un bol no muy grande. Entonces, con una lata de mejillones en escabeche que no sean de gran tamaño, los echaremos por encima de las patatas con un poco del escabeche intentado que se reparta por todos lados pero sin hacer una sopa ni romper las patatas. Lo movemos un poco y lo tenemos listo para comer. Coge una patata que tenga escabeche y un mejillón y comételo todo junto. El crujiente de la patata con el escabeche y el mejillón te encantará.

¿Te han gustado las recetas? ¡Pues comparte con tus amigos y síguenos en FacebookInstagram o Twitter!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies